SUSHI MAKIS CON LONGANIZA ARAGONESA Y MEMBRILLO {Sushi para Directas al Grano}


¡¡¡Holaaa!!!. Se acabó. Se acabaron las vacaciones y ya de vuelta a la rutina. De vacaciones se está muy bien pero como en casa.... en ninguna parte. Tres semanas fuera pasándolo muy bien ¡eso sí!,  pero al final deseando volver a mis cosas, a mi cocina, a mi blog, aunque últimamente estoy publicando menos de lo que quisiera pero como ya está requetedicho... el tiempo no da para más.

Me fui de vacaciones con la ensalada del #retoarrocero y vuelvo con él. Total 2 meses de paréntesis. Después de  todo este tiempo con esta cita con el arroz, llegó el auténtico reto, al menos para mí. Nunca había hecho sushi y casi miedo que me daba... pero no hay como proponerse hacer... para conseguir.
Como decía hacer sushi ha supuesto un reto porque nunca lo había preparado ni tampoco pretendía intentarlo, para ser sincera,  pero para eso están los retos ¿no?. Y para instruirse sobre algo que no se sabe no hay nada como Google y su repertorio de sitios y vídeos pero para resumir diré que el sushi es un plato japonés, probablemente el más popular, que se prepara con arroz cocido y enfriado, adobado con vinagre de arroz, azúcar y sal. Ya arreglado así se le llama Shari. Frío y avinagrado, este shari ya se puede utilizar con los ingredientes elegidos. Los ingredientes pueden ser todo lo variados que se quiera y para muestra, valga mi receta, si bien es tradición rellenarlo con pescado y verduras crudos, a la brasa, marinados... En crudo elegir pescado de mar pues el de río puede contener salmonela.
El sushi se prepara en raciones pequeñas, para comerlo de un bocado y que no se deshaga. Aconsejan utilizar palillos o las manos pues cubiertos metálicos pueden alterar el sabor. Se moja en un poco de salsa de soja y se come de un bocado. Hay salsas de soja especiales para el sushi pero se puede utilizar la salsa de soja habitual sola o mezclada con un poco de pasta de wasabi (un rábano muy picante).
Hay muchos tipos de sushi pero los más conocidos son:
  • Nigiri: formar con las manos una croqueta de arroz y poner encima el o los ingredientes. Se puede poner un poquito de wasabi y a veces se utiliza una tirita de alga nori para sujetar el relleno.
  • Makis o makisushi: enrollado sobre el alga nori, que actualmente se cultiva industrialmente en Japón, dejando los demás ingredientes en el interior del rollito como relleno.
  • Uramakis o California rolls: también se enrolla con el alga nori pero dejando el alga en el interior. Un maki al revés.
  • Temaki: enrollado a mano con el alga. Se forma un cono con ella y se rellena de arroz y el resto de ingredientes.
  • Temari sushi: como el nigiri pero en forma de bola.
Hay más tipos de sushi que podéis ver aquí pero estos son los habituales.

Para cocer el arroz basta con una cazuela tradicional pero si tenéis o podéis probar el Rice&Grain Cooker de ©LEKUÈ podréis comprobar como yo que un aliado fantástico. Solo poner arroz, agua y sal y al microondas. Unos minutos de reposo y el arroz está listo  para tomar. Poder hacer un arroz para una guarnición por ejemplo mientras preparas el plato sin vitrocerámica ni cazuelas por en medio me parece una opción genial para despreocuparse o para dejar que los niños se adentren en la cocina. De sobra conocéis la marca Lekuè y su calidad y esta arrocera no es excepción. A mi me ha encantado.  Aquí podéis ver más información sobre sus características.



Así quedó en este caso el arroz para el sushi:




Para mi receta puse ingredientes poco habituales. Nada de pescado ni crudo ni cocinado :))).  Un ingrediente aragonés como es la longaniza y otro dulce: el membrillo.

Espero que no me encorra ningún japonés que me visite por haber osado poner longaniza a este bocado tan típicamente relleno de pescados o mariscos pero, después de probarlo, sólo puedo decir que queda fantástico, diferente y el toque agridulce que tanto me tira cuando hago experimentos  una vez más me pareció perfecto. Un poco de zanahoria al dente aporta el toque crujiente. Un bocadito que hermana Japón con Aragón para el recetario de Directas al Grano.
Vamos a ver cómo preparar este sushi tan rico:

SUSHI DE LONGANIZA ARAGONESA Y MEMBRILLO

Ingredientes para 4 personas (unas 24 porciones):

240gr de arroz
400ml de agua (en cazuela normal utilizar la misma cantidad de arroz que de agua)
100ml de vinagre de arroz
3 cucharadas de azúcar
3 cucharaditas de sal

Relleno:

200gr de longaniza fresca
3 zanahorias medianas, peladas y cortadas en bastones
Dulce de membrillo cortado en tiras (como la zanahoria)
Aceite de oliva virgen extra

Una esterilla de bambú (makisu)
Alga Nori (3 láminas)

Elaboración:

Primero hay que lavar muy bien el arroz. Ponerlo en un colador y sobre una cazuela bajo el chorro de agua fría. Ir renovando el agua tantas veces como sea necesario hasta que salga clara. Debe quedar limpio de almidón y el agua transparente. Hay que lavarlo varias veces, frotando con las manos el arroz pero cuidando que no se rompa. De 8 a 10 veces se aclara.
Una vez limpio poner en el Rice&Grain Cooker junto con el agua y meter al microondas a 800W de potencia durante 14 minutos.
Cuando termine el tiempo y sin abrir el microondas, dejar que repose otros 5 minutos a fin de terminar de cocerse con el vapor residual.
Mientras se cuece el arroz mezclar en un cuenco, el vinagre, el azúcar y la sal. Remover hasta disolverse.
Sacar del microondas y removerlo para que se suelte.
Ahora hay que enfriarlo. Poner en una bandeja extendido y abanicarlo (si tenéis un ventilador eléctrico, menos faena pero se enfría en seguida).
Mientras lo abanicamos lo regaremos bien con la mezcla que hemos preparado con el vinagre, azúcar y sal. Debe impregnarse todo y es posible que sobre mezcla.
Frío y avinagrado ya está listo para utilizar.

Preparar el relleno (puede hacerse con antelación):

Freír en un poco de aceite de oliva la longaniza por todos los lados y reservar.
Saltear en esa misma o en otra sartén los bastones de zanahoria hasta dejarlos al dente.
Cortar la longaniza fria, la zanahoria y el membrillo en tiras alargadas y reservar hasta utilizar.

Montaje de los Maki sushi:

Necesitamos un cuenco con agua para mojarnos las manos (el arroz es muy pegajoso) y una esterilla que pondremos en horizontal. Forrarla de papel film para que no se pegue.
Encima poner el alga nori extendida con la parte rugosa hacia arriba (en la parte rugosa se adhiere bien el arroz)
Extender una porción de arroz del tamaño de una pelota de tenis. Coger con las manos húmedas y colocarlo sobre el alga extendiéndolo hasta los extremos. Dejar sin arroz 2 cm de la parte superior del alga para que al enrollar no se salga el arroz.
Colocar el relleno de izquierda a derecha y empezar a enrollar el alga sobre el arroz y el relleno con ayuda de la esterilla. Conforme avancemos presionar un poco en la parte central para que quede todo bien sujeto. Cuando terminemos mover el rollito sobre la esterilla y presionar los extremos hacia adentro para que no se salga nada.

Luego cortar en partes iguales. Cortar primero el rollizo por la mitad y luego otra vez cada parte por la mitad.  O si os gusta mas pequeño.... Mojar el filo del cuchillo un poco cada vez que hagáis un corte.
Os aconsejo ver un video para ver lo fácil que es. Explicarlo es largo y puede parece complicado pero no lo es en absoluto.

Espero que os animéis a hacer sushis variados. Es un plato fácil, agradecido pues se come frío, se puede rellenar de lo que más nos guste a todos, incluidos los niños y gusta más de lo que me habría imaginado.
Y una vez vistos mis Makis,  yo al menos, estoy deseando ver que sushi traen mis compañeras de reto así que os pongo a continuación los enlaces a sus recetas.

Yolanda (Cocido de sopa)
Paula (Con las zarpas en la masa)
Neus (Cocinando con Neus)
Carmen (Recetas de Tia Alia)

Os espero en el próximo reto con arroz!!